“Expanded Eye”, Anaisa Franco

Llama la atención que es una pieza que existe solo cuando alguien la mira. Si no hay público, la gran esfera de plexiglás, que cuelga del techo simulando un ojo gigante, se mantiene vacía e inmóvil. Sin embargo, cuando el visitante se acerca a la cámara infrarroja colocada en un punto estratégico de la esfera, atrapa sus ojos y los multiplica y proyecta en el interior de la onírica escultura, generando un efecto caleidoscópico fascinante.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.